Publicado el

La importancia de la gafa de sol en niños.

En los meses de verano, debemos prestar especial atención al cuidado de nuestros ojos. Debido a una constante disminución de espesor de la capa de ozono, desde hace un tiempo se registran índices muy altos de radiación ultravioleta, incluso muy superiores a lo que había hace 10 años atrás.

Los expertos recomiendan extremar las medidas de cuidado, en especial cuando se trata de proteger a los más pequeños. Los padres deben trabajar en que los menores se acostumbren a usar lentes de sol adecuados para POST_BLOG_Niños y gafas de sol_3protegerles de la radiación UV en especial en verano.

 

La mayoría de la gente conoce los efectos nocivos de la radiación UV en la piel, y mucha menos gente comprende que la exposición prolongada al sol en los niños puede provocar  cataratas y degeneración macular relacionado con la edad. Hacer que los niños usen gafas de sol no es una gracia, es una necesidad.

Los ojos de los niños son más sensibles a la radiación UV y sufren un daño mayor. El cristalino de los niños menores de 10 años deja pasar el 75% de los rayos UV , en comparación con sólo el 10% a los 30 años, eso quiere decir que recibe muchísima más radiación UV que la de un adulto.

POST_BLOG_Niños y gafas de sol Son más sensibles al deslumbramiento, y pasan mucho más tiempo en actividades al exterior. Y en realidad solo el 2% de niños utilizan gafas de sol.

¿ A qué edad deben utilizar gafas de sol?

A partir del año, cuando les llevamos de paseo y les sacamos de la silla para que empiecen a caminar, quedan desprotegidos del parasol.

 

¿Qué debemos tener en cuenta antes de comprarlas?

 Es indispensable que sean unas gafas de sol de calidad, comprarlas en una óptica y asegurarse de que tienen una protección del 100% , que los cristales sean orgánicos ya que son más resistentes a los golpes, y que sean oscuros para atenuar la luminosidad. También se recomienda a los niños más pequeños que la montura sea de silicona, y que se POST_BLOG_Niños-y-gafas-de-sol_2adapte bien a la cara para evitar que se les caigan y se afiance con una gomita o cordón.

Los niño que utilizan gafas graduadas, ya está acostumbrado a llevar gafas .Para evitar la molestia de tener que alternar dos pares de gafas, se puede elegir un modelo con lentes fotocromáticas, que se oscurecen progresivamente a medida que la luz aumenta, combinando las funciones de protección y corrección.

Las gafas de sol para niños no son juguetes, ni un capricho infantil, es importante que les enseñemos a utilizarlas correctamente.

Deja un comentario