Publicado el

Cómo evitar el picor de ojos

Arena

¿Alguna vez has tenido la sensación de tener un puñado de arena en los ojos o que alguien te frota un trozo de papel de lija por el globo ocular? Una sensación desagradable, ¿verdad?

El picor de ojos suele ir asociado principalmente al síndrome del ojo seco, que es un problema ocular causado por una mala lubricación en la superficie de la córnea, debido a que la glándula lacrimal no genera la suficiente cantidad de lágrima. Aunque el picor y escozor también puede deberse a otras causas.

Posibles causas del picor de ojos

  • El síndrome del ojo seco.
  • Clima frío y seco.
  • Utilización prolongada de lentillas.
  • Algunos tipos de medicamentos.
  • Cambios hormonales.
  • Infecciones del ojo.
  • Conjuntivitis.
  • Uso de pantallas de ordenador.

Por suerte, existen algunas soluciones para evitar esos horribles picores o, al menos, minimizar los síntomas.

Aliviar el escozor ocular

Las lágrimas más allá de un mecanismo para expresar los sentimientos tienen una función vital para la salud de tus ojos. Con cada parpadeo una fina capa de lágrima se extiende por la córnea manteniendo el ojo lubricado, limpio y protegido contra las infecciones. Cuando el ojo no produce la suficiente cantidad de lágrimas se seca y aparecen las molestias, que pueden ir desde desagradables picores a escozor y quemazón.

Utilizar lágrimas artificiales que suplan la carencia de las lágrimas naturales es un buen remedio para mantener el ojo lubricado y libre de picores. Es recomendable utilizar lágrimas artificiales sin conservantes, pues estos podrían llegar a irritar los ojos.

Llevar gafas de sol en el exterior aunque el día no esté soleado es otra forma de evitar las molestias oculares. En este caso el principal enemigo no es la luz solar, sino el viento. Cuando el viento sopla puede eliminar las lágrimas dejando sequedad de ojos. Además, las gafas de sol protegen las córneas de las radiaciones ultravioletas, por lo que estaríamos protegiendo doblemente nuestros ojos.

Usar un humidificador tampoco estaría de más. Cuando estamos en un ambiente seco nuestras lágrimas se evaporan con mayor rapidez. El añadir algo de humedad al ambiente de forma artificial ayuda a evitar que nuestro ojo pierda su humedad natural. Es especialmente recomendable utilizar el humidificador en el dormitorio mientras dormimos.

Recomendar evitar el uso del ordenador de forma prolongada puede parecer una perogrullada. Pero a veces no somos del todo conscientes de todo el tiempo que pasamos delante de una pantalla. Cuando estamos concentrados delante del ordenador solemos enfocar con gran intensidad y pestañeamos mucho menos que en otras circunstancias. El estar así durante horas, por ejemplo en la oficina, es la receta perfecta para sufrir picor de ojos. Descansar la vista durante algunos minutos es fundamental.

Por supuesto, si estos consejos no te funcionan y el picor es permanente, debes acudir inmediatamente a tu médico para que trate los síntomas de forma adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *