Publicado el

Llévate tus gafas de sol por la cara

Caras y gafas de sol

Los días se alargan. Aunque las nubes engañan y el calor se resiste, éste llegará pronto. Y es que el verano está a la vuelta de la esquina y su llegada es imparable. Para la moda es una época de ropas cómodas y ligeras. Pero hay un complemento que es la estrella: las gafas de sol.

Tal vez estés pensando en comprar un nuevo par de gafas de sol. Tal vez quieras renovar tu look de cara al verano. Sabes qué tipo de gafas te gustan y cuáles no. Pero lo que tal vez no sepas es que la forma de tu rostro tiene mucho que ver con lo que te sienta bien. Sí, dependiendo de la forma de tu cara habrá gafas de sol que te queden mejor que otras. Descubre lo que dicen los entendidos en asesoramiento de imagen.

Cara redondeada

Si tu rostro tiene forma redondeada lo mejor es que te decidas por unas gafas de sol con montura rectangular. Un ejemplo de esta clase de gafas es el modelo Wayfarer de Ray-Ban. La peor decisión que puedes tomar si posees este tipo de cara es elegir unas gafas redondeadas. Los ángulos ayudarán a equilibrar las formas del conjunto.

Cara cuadrada

Si las monturas cuadradas ayudan a equilibrar un rostro redondeado parece lógico que unas monturas redondeadas permitan equilibrar las formas rectas de una cara cuadrada. Las líneas circulares suavizarán la fuerza que poseen las líneas rectas. Además, cuando más grande sea el rostro mayor habrán de ser las gafas para lograr el deseado equilibrio.

Cara ovalada

Si tienes la suerte de tener un rostro ovalado estás de enhorabuena. Casi cualquier tipo de gafa de sol te sentará bien. Cuadradas, redondas, con forma de estrella a lo Elton John… Tienes un amplio surtido para elegir. Sólo habrás de tener en cuenta el tamaño de tu cara para elegir unas gafas que guarden una buena proporción con las dimensiones del rostro.

Cara rectangular

Al igual que en el caso de los rostros ovalados, aquí lo más importante es el tamaño de las gafas. Las gafas con lentes grandes y monturas delgadas te sentarán mejor. Evita las gafas pequeñas porque podrían crear un efecto extraño y desproporcionado. Las formas redondeadas, como en los modelos de tipo aviador, te sentarán fenomenal.

Deja un comentario