Publicado el

La luz azul podría causar ceguera

Cara con luz azul

Ya hemos hablado anteriormente de la luz azul y de sus consecuencias sobre la salud visual. Pero sus efectos perjudiciales para la vista podrían ser aún mayores de lo que se suponía. Un estudio reciente de la Universidad de Toledo (Estados Unidos) revela que la luz azul es capaz de convertir a ciertas moléculas del ojo en “asesinas de células” e iniciar el proceso conocido como degeneración macular, una enfermedad incurable y una de las principales causas de ceguera.

¿Qué es la luz azul?

La luz azul está presente de forma natural en la luz del Sol. Pero también es emitida por la mayor parte de dispositivos electrónicos con pantalla que inundan nuestro día a día. Teléfonos móviles, tabletas, ordenadores… todos emiten luz azul. Además, la exposición continuada a este tipo de luz puede tener un efecto perjudicial añadido, pues la luz azul reprime la producción de melatonina, esencial en la regulación del sueño. Esta luz no solo daña nuestra visión, sino que dificulta la conciliación del sueño.

Asesina de células

“Es tóxica. Si irradias luz azul sobre la retina, la retina destruye células fotorreceptoras al generar moléculas tóxicas […] Las células fotorreceptoras no se regeneran en el ojo. Cuando están muertas, están muertas de verdad”, señala uno de los responsables del estudio.

Esta muerte de células fotorreceptoras de la retina (necesarias para la captación de luz) va asociada a la degeneración macular, una enfermedad que no tiene cura y una de las principales causas de ceguera en el mundo.

Combatir los efectos de la luz azul

Algunos fabricantes de móviles han comenzado a incluir filtros de luz azul en las pantallas de sus dispositivos. Apple ofrece un ajuste para iPhone y iPad que cambia el color de la pantalla a tonos más cálidos a determinada hora de la tarde reduciendo así la luz azul, que es especialmente molesta al ojo en ambientes oscuros.

Otra opción son las gafas con filtro de luz azul. Estas gafas suelen tener un ligero tinte amarillo y ayudan a aliviar los efectos negativos de la luz azul natural y de los dispositivos electrónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *