Publicado el

Es temporada de baños: en la piscina, río o mar, no descuides tu salud ocular

Con la llegada de la temporada de baño, diferentes agentes pueden dañar nuestra salud ocular. Tanto si somos usuarios de gafas o lentillas como si no, el cloro de piscinas, las aguas dulces sin tratar, la arena o  la exposición al sol pueden causarnos problemas en la vista. ¿Quieres saber cómo afectan estos agentes al ojo y qué precauciones puedes tomar? A continuación te damos unos consejos para que la época de baños no dañe tu salud ocular. Sigue leyendo…

Si te bañas en piscinas…

Aunque este verano la apertura de piscinas se ha hecho esperar, después de algunas dudas y tras el establecimiento de estrictas normativas y regulaciones para ordenar un uso seguro de las mismas, son muchas las piscinas municipales que han decidido abrir: Guadalajara, Azuqueca, Marchamalo, Horche, Brihuega, Jadraque…

El cloro y otros productos químicos empleados en el tratamiento del agua son tan necesarios como irritantes para nuestros  ojos, provocando picor, escozor y en ocasiones ‘ojos rojos’.

Nuestros profesionales optometristas recomiendan:

  • Evitar el contacto directo de los ojos en el agua, no abriendo los ojos al sumergirte.
  • Utilizar siempre gafas de natación o buceo. Además de la irritación, con ellas previenes infecciones como la conjuntivitis, muy frecuente después de estar en la piscina. 
  • Si utilizas lentillas, no debes bañarte con ellas puestas, se podrían contaminar con hongos o bacterias y causarte una seria infección. En su lugar utiliza gafas de natación graduadas, en COG tienes la posibilidad de graduarte las gafas de natación conforme a tus necesidades. Antes de quitarte las lentes de contacto no olvides lavar tus manos. Evitarás irritaciones e infecciones.
  • Al salir del agua es recomendable también lavarte las manos  con agua fresca, no compartir toalla y no frotarte los ojos.  Con ello evitarás en gran medida la  CONJUNTIVITIS INFECCIOSA, conocida como ‘conjuntivitis de las piscinas’,  muy común en esta época, que suele afectar a  grupos de familias o amigos pues es muy contagiosa. En caso de, molestias en los ojos unos días después del baño, debes acudir  a tu oftalmólogo, evitarás complicaciones.
  • Y ya fuera de la piscina, también debes utilizar gafas de sol para protegerte de la radiación ultravioleta. Debes elegir unas gafas de sol homologadas, con protección garantizada, ultra violeta (UV). Tu optometrista de confianza te ayudará y aconsejará en su elección. El uso de gafas de sol te va a evitar  desde queratitis a quemaduras agudas en la retina u otras lesiones. La exposición  continuada al sol guarda memoria también en los ojos. Y si eres de los que tienen ojos claros, deberás tener más cuidado pues los ojos claros son más fotosensibles.
  • ¿Y qué hacer si al aplicarnos el  protector solar el producto entra en contacto con los ojos? En ese caso, debemos lavarnos muy bien y abundantemente con agua fresca, después aplicar unas gotas lubricantes, lágrimas, colirio…, pero nunca rascarnos los ojos o frotarlos que podría causar daño corneal.

Si te bañas en ríos, pozas, pantanos…

Al igual que las piscinas el agua en aguas dulces de la provincia ha sido estrictamente regulada y si bien no en todas, hay muchas piscinas naturales, pozas, ríos o pantanos en la provincia donde darnos un chapuzón este verano.

A través de este enlace de Sanidad Castilla-La Mancha podrás saber de forma actualizada las zonas de baño en la provincia de Guadalajara y resto de provincias de nuestra comunidad abiertas al baño público:

https://sanidad.castillalamancha.es/search/content/Zonas%20ba%C3%B1o

Ameba. Imagen Wikipedia

Si bien las recomendaciones para preservar la salud ocular si te bañas en aguas de ríos, pozas, o lagunas son más o menos similares a si te bañas en piscinas, en este caso, los usuarios de lentillas han de tener una especial precaución. En los ríos y demás aguas dulces se desarrollan gérmenes particularmente la ameba, acanthamoeba. Esta es muy dañina para los usuarios de lentillas pues contamina la lentilla y puede causar una infección muy grave en la córnea.

Si te bañas en el mar…

No cabe duda que este año hemos restringido mucho nuestras escapadas y viajes, pero si aún así eres de los afortunados que este verano te vas a bañar en el mar, no descuides tu salud ocular.

  • El agua de mar es la que menos problemas en los ojos ocasiona. Si evitamos  el baño en zonas más cercanas a puertos en los que puede haber algo de contaminación, el agua del mar está limpia. Por tanto los problemas pueden venir más por exceso de sol, que podría causar una CONJUNTIVITIS IRRITATIVA. Por tanto utilizar siempre gafas de protección solar con filtro UV.
  • No obstante, es recomendable no bañarse con lentillas.
  • Mantener una buena higiene de manos sería otra de nuestras recomendaciones ¿quién no se ha frotado los ojos teniendo algo de arena en las manos? Ello puede causar irritación.
  • Y por supuesto, utiliza siempre gafas de sol cuando estés fuera del agua para evitar lesiones o enfermedades en los ojos debidos a los rayos UV. Además, protegerás tus ojos de la irritación y suciedad de la arena de la playa.

En definitiva, sigue estas recomendaciones y no dejes que un agradable baño en piscinas, ríos o mares complique tu salud ocular. Y si aun manteniendo precauciones presentas síntomas de irritación o cualquier problema ocular, no dudes en consultarnos.

En Central Óptica Guadalajara continua operativo nuestro teléfono de urgencias 24h, atendido por un optometrista. El consejo de uno de nuestros profesionales, puede evitar daños mayores: TLF: 606 98 72 99

Seguimos a tu lado. ‘Tenemos mucho que ver contigo’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *