Publicado el

La luz azul podría causar ceguera

Cara con luz azul

Ya hemos hablado anteriormente de la luz azul y de sus consecuencias sobre la salud visual. Pero sus efectos perjudiciales para la vista podrían ser aún mayores de lo que se suponía. Un estudio reciente de la Universidad de Toledo (Estados Unidos) revela que la luz azul es capaz de convertir a ciertas moléculas del ojo en “asesinas de células” e iniciar el proceso conocido como degeneración macular, una enfermedad incurable y una de las principales causas de ceguera.

¿Qué es la luz azul?

La luz azul está presente de forma natural en la luz del Sol. Pero también es emitida por la mayor parte de dispositivos electrónicos con pantalla que inundan nuestro día a día. Teléfonos móviles, tabletas, ordenadores… todos emiten luz azul. Además, la exposición continuada a este tipo de luz puede tener un efecto perjudicial añadido, pues la luz azul reprime la producción de melatonina, esencial en la regulación del sueño. Esta luz no solo daña nuestra visión, sino que dificulta la conciliación del sueño.

Asesina de células

“Es tóxica. Si irradias luz azul sobre la retina, la retina destruye células fotorreceptoras al generar moléculas tóxicas […] Las células fotorreceptoras no se regeneran en el ojo. Cuando están muertas, están muertas de verdad”, señala uno de los responsables del estudio.

Esta muerte de células fotorreceptoras de la retina (necesarias para la captación de luz) va asociada a la degeneración macular, una enfermedad que no tiene cura y una de las principales causas de ceguera en el mundo.

Combatir los efectos de la luz azul

Algunos fabricantes de móviles han comenzado a incluir filtros de luz azul en las pantallas de sus dispositivos. Apple ofrece un ajuste para iPhone y iPad que cambia el color de la pantalla a tonos más cálidos a determinada hora de la tarde reduciendo así la luz azul, que es especialmente molesta al ojo en ambientes oscuros.

Otra opción son las gafas con filtro de luz azul. Estas gafas suelen tener un ligero tinte amarillo y ayudan a aliviar los efectos negativos de la luz azul natural y de los dispositivos electrónicos.

Publicado el

Cataratas: la ceguera de la edad

Niebla

Las cataratas son una de las principales causas de ceguera que van asociadas con la edad. Cuando se padece cataratas se pierde agudeza visual y se tiende a ver los objetos borrosos, como a través de una neblina, e incluso se perciben molestos destellos. Por fortuna, a pesar de las limitaciones que causan las cataratas en la percepción visual se trata de una dolencia tratable mediante cirugía.

¿Por qué se producen?

En el interior de nuestros ojos tenemos una lente, llamada cristalino, que refracta los rayos de luz que llegan a los ojos y los enfoca para formar la imagen sobre la retina. A veces el cristalino, principalmente debido a la edad, comienza a volverse opaco. Cuando esto sucede, la sensación que tenemos es como si viéramos el exterior a través de un cristal empañado.

¿Qué síntomas causan?

El principal síntoma de las cataratas es el de la visión borrosa. El cristalino debe ser transparente para permitir la visión correcta y nítida. Cuando se oscurece es cuando aparece la sensación de neblina en la visión. Resulta curioso que en ocasiones, durante los primeros estadios de la enfermedad, algunos pacientes afirmen que su visión de cerca mejora debido a que el ojo se miopiza. Otro de los síntomas más comunes que experimenta el ojo con cataratas es el deslumbramiento, ya que se es más sensible a la luz, dificultando de manera considerable la conducción nocturna.

¿Cómo se tratan?

El tratamiento más eficaz contra las cataratas es la cirugía. Actualmente se trata de una intervención sencilla en la que se sustituye el cristalino deteriorado por una lente artificial. De cualquier modo, se debe proceder a la cirugía exclusivamente cuando las cataratas limiten la actividad diaria del paciente, ya que en ocasiones se tiende a recurrir a esta solución cuando no es del todo necesario y se pueden aliviar significativamente los síntomas con tratamientos menos invasivos.

Publicado el

MyEye: el ojo para las personas que no pueden ver

MyEye

Esta semana estamos emocionados por poder traeros una grandísima noticia. Y es que en Central Óptica no sólo tenemos ya el pequeño milagro de OrCam llamado MyEye, sino que además hemos podido probarlo. MyEye es un pequeño dispositivo de visión artificial portátil que está dando mucho de qué hablar. Pero si aún no lo conocías ahora te lo presentamos.

Una revolución visual en miniatura

MyEye supone un antes y un después en los dispositivos de ayuda a las personas ciegas o con visión limitada. Esta pequeña cámara inteligente se adapta a la patilla de prácticamente cualquier gafa. Su ligero peso y su reducido tamaño hacen que pase casi desapercibida para el usuario y sus beneficios son múltiples. MyEye puede leer en voz alta textos de cualquier superficie de manera instantánea, tiene la capacidad de reconocer rostros, identifica productos y colores, y distingue billetes de dinero.

Además, su facilidad de uso ofrece una experiencia de usuario fluida y discreta. La persona con problemas de visión sólo tiene que señalar con el dedo lo que quiere que la cámara lea. El dispositivo procesa los datos y los lee a través de un diminuto altavoz que lleva incorporado. Si se trata del rostro de otra persona y el dispositivo lo tiene almacenado, MyEye lo reconoce y pronuncia su nombre. El aparato tiene capacidad para almacenar 100 caras y 150 productos, y puede leer entre 100 y 240 palabras por minuto. La batería que incorpora se recarga por un puerto USB y ofrece una generosa autonomía de 24 horas.

MyEye te espera en Central Óptica

El diminuto dispositivo de OrCam es un verdadero avance tecnológico que proporciona gran independencia a todas aquellas personas con dificultades de visión o de lectura. Si estás interesado o interesada puedes pasarte por una de nuestras tiendas para conocer más de cerca esta revolución visual.

MyEye

Publicado el

Células madre para curar la ceguera

Laboratorio

La degeneración macular asociada a la edad es una de las principales causas de ceguera. Se estima que afecta a 30 millones de personas en todo el mundo y actualmente no hay tratamiento efectivo contra esta enfermedad ocular. Por fortuna, según las conclusiones que se extraen de las últimas investigaciones con células madre, el futuro es esperanzador para los pacientes que sufren degeneración macular.

Un estudio prometedor

Los investigadores del Centro Médico Hadassah-Hebrew, en Jerusalén, realizaron un estudio en el que utilizaron células madre embrionarias para producir células del epitelio pigmentario de la retina (EPR). Estas células se encargan de nutrir los fotorreceptores del ojo y su deterioro está relacionado con el proceso de pérdida visual en la degeneración macular relacionada con la edad.

Para el estudio se inyectaron bajo la retina de los pacientes estas células EPR obtenidas de células madre embrionarias humanas. Los resultados se dejaron ver en unas semanas. Los investigadores observaron que las zonas de la retina en las que se había realizado la inyección se estaban curando. Los pacientes no experimentaron ningún efecto secundario e incluso algunos recuperaron parte de la visión.

Estamos animados con los resultados obtenidos hasta ahora, pero sólo es el primer paso en el largo camino hasta conseguir hacer realidad la terapia celular regenerativa para la degeneración macular y retinal“, afirma Eyal Banin, investigador principal del estudio.

La invstigación con células madre abre un mundo de nuevas posibilidades para el tratamiento de todo tipo de enfermedades. Y en este caso, los avances realizados en el estudio de la degeneración macular asociada a la edad, pueden dar paso para la cura de otros tipos de ceguera. El futuro es prometedor.