Publicado el

Llévate tus gafas de sol por la cara

Caras y gafas de sol

Los días se alargan. Aunque las nubes engañan y el calor se resiste, éste llegará pronto. Y es que el verano está a la vuelta de la esquina y su llegada es imparable. Para la moda es una época de ropas cómodas y ligeras. Pero hay un complemento que es la estrella: las gafas de sol.

Tal vez estés pensando en comprar un nuevo par de gafas de sol. Tal vez quieras renovar tu look de cara al verano. Sabes qué tipo de gafas te gustan y cuáles no. Pero lo que tal vez no sepas es que la forma de tu rostro tiene mucho que ver con lo que te sienta bien. Sí, dependiendo de la forma de tu cara habrá gafas de sol que te queden mejor que otras. Descubre lo que dicen los entendidos en asesoramiento de imagen.

Cara redondeada

Si tu rostro tiene forma redondeada lo mejor es que te decidas por unas gafas de sol con montura rectangular. Un ejemplo de esta clase de gafas es el modelo Wayfarer de Ray-Ban. La peor decisión que puedes tomar si posees este tipo de cara es elegir unas gafas redondeadas. Los ángulos ayudarán a equilibrar las formas del conjunto.

Cara cuadrada

Si las monturas cuadradas ayudan a equilibrar un rostro redondeado parece lógico que unas monturas redondeadas permitan equilibrar las formas rectas de una cara cuadrada. Las líneas circulares suavizarán la fuerza que poseen las líneas rectas. Además, cuando más grande sea el rostro mayor habrán de ser las gafas para lograr el deseado equilibrio.

Cara ovalada

Si tienes la suerte de tener un rostro ovalado estás de enhorabuena. Casi cualquier tipo de gafa de sol te sentará bien. Cuadradas, redondas, con forma de estrella a lo Elton John… Tienes un amplio surtido para elegir. Sólo habrás de tener en cuenta el tamaño de tu cara para elegir unas gafas que guarden una buena proporción con las dimensiones del rostro.

Cara rectangular

Al igual que en el caso de los rostros ovalados, aquí lo más importante es el tamaño de las gafas. Las gafas con lentes grandes y monturas delgadas te sentarán mejor. Evita las gafas pequeñas porque podrían crear un efecto extraño y desproporcionado. Las formas redondeadas, como en los modelos de tipo aviador, te sentarán fenomenal.

Publicado el

¡Descubre nuestras ofertas de verano!

Tesoro

Ya ha llegado el calor sofocante y amenaza con quedarse con nosotros durante los próximos meses. Pero esta época también trae dos cosas buenas: las deseadas vacaciones y las insuperables ofertas de verano de Central Óptica. ¡Y es que durante todo julio y agosto podrás disfrutar de nuestras ofertas más refrescantes! Y todo para que cuidar de tu salud visual no te cueste un ojo de la cara.

Gafas de sol

Descuentos de hasta el 30%. Para gafas de menos de 100 euros te ofrecemos el 15% de descuento. En gafas de más de 100 y menos de 150 euros disfrutarás del 20%. Y si tus gafas de sol valen más de 150 euros el descuento será del 30%. ¡Qué más necesitas para proteger tus ojos en verano!

Gafas de sol graduadas

Te ofrecemos el 30% de descuento en cualquier gafa de sol graduada completa.

Monturas

Consigue el 50% de descuento al comprar una gafa graduada completa.

6 meses de lentillas

Si compras un plan de seis meses de lentillas te regalaremos el 35% de descuento en cualquier gafa de sol.

Audífonos

Aprovecha el Plan Renove para cambiar tu viejo audífono y consigue hasta 1.500 euros de regalo.

Varilux X Series

Por la compra de una Varilux X Series te regalamos la segunda pareja.

 

Recuerda que estas ofertas estarán vigentes durante todo julio y agosto. ¡A qué esperas para disfrutar de nuestras rebajas veraniegas!… Para más información sobre estas y otras increíbles ofertas consulta nuestra página web.

 

Ofertas de verano

Publicado el

¿Qué categoría de lente elegir en mis gafas de sol?

Gafas de sol

A la hora de elegir unas gafas de sol nos solemos basar en distintos factores, tales como la forma, la coloración de las lentes o, incluso, la marca de las gafas. Pero normalmente pasamos por alto el que posiblemente sea el factor más importante. Estamos hablando de la categoría del filtro de la lente.

La categoría del filtro solar se especifica con un número del 0 al 4, que se corresponde con su intensidad, y suele aparecer en la etiqueta que acompaña a las gafas, sin importar el color que tiene la lente. Las lentes de categoría 0 serán mucho más claras que las lentes de categoría 4, y sus respectivos usos también serán diferentes, como era de esperar.

Categoría 0

Las gafas con lentes de categoría 0 suelen ser incoloras o llevan un tinte de color muy sutil. Por lo general, no se utilizan como filtro solar, sino como gafas de seguridad, para proteger los ojos del impacto de partículas dañinas durante la realización de un trabajo manual. Dejan pasar entre un 80% y un 100% de la luz.

Categoría 1

Las lentes de categoría 1 se emplean especialmente para gafas que buscan servir como complemento de moda o para reducir de forma muy ligera la luminosidad exterior. Al ser muy claras no se utilizan a pleno sol. Dejan pasar entre un 46% y un 79% de la luz solar.

Categoría 2

Estas lentes son las que se utilizan más habitualmente en las gafas de sol y, por tanto, son las que más acostumbrados estamos a ver. Tienen un tinte que filtra más luz que las categorías anteriores y ofrecen una buena protección frente a las molestias de la luz solar, así como la radiación ultravioleta. Dejan pasar entre un 18% y un 45% de la luz.

Categoría 3

Las gafas con lentes de categoría 3 también son muy habituales y ofrecen una protección extra respecto a las anteriores. Son más oscuras y muy comunes en actividades de montaña, dejando pasar entre el 8% y el 17% de la luz del sol.

Categoría 4

Las lentes de categoría 4 proporcionan una protección muy elevada frente a la luz solar y la radiación ultravioleta. Al ser extremadamente oscuras su uso no está permitido para la conducción y se utilizan en circunstancias muy específicas, como por ejemplo en alta montaña o en el desierto. Dejan pasar entre el 3% y el 8% de la luz solar.

Publicado el

Cómo cuidar tus ojos en verano

Niño en la playa

El verano es una de nuestras estaciones favoritas. El verano es sinónimo de vacaciones, de sol, de playa, de días largos, de noches cálidas, de paseos nocturnos por la playa. Es sinónimo de algunas de las mejores cosas del año, pero no todo podía ser bueno. El verano también es una de las estaciones más agresivas para nuestros ojos y una de las épocas del año en la que más precaución debemos poner en el cuidado de nuestra salud visual. Son varios los factores que pueden perjudicar un órgano tan sensible. Os citamos los más importantes.

El sol

Vale, era demasiado obvio, pero no por ello podemos dejar de decir una y otra vez que hay que proteger nuestros ojos de la luz solar durante todo el año y, muy especialmente, en los meses de verano. Como comentábamos en un post reciente, durante el estío los rayos solares inciden perpendicularmente sobre nosotros. Por eso es fundamental proteger nuestros ojos con unas buenas gafas de sol. No hay que escatimar a la hora de comprarlas y debemos buscar siempre unas gafas que estén homologadas y bloqueen los rayos UV.

La piscina

Uno de los lugares en los que más cuidado hemos de tener es en la piscina. El cloro del agua de la piscina puede irritar nuestros ojos y además favorece las infecciones oculares, que aumentan considerablemente durante estos meses. Siempre que podamos es recomendable la utilización de gafas especializadas para el baño. Pueden resultar algo incómodas al principio, pero estaremos evitando males mayores.

El aire acondicionado

Otro gran enemigo de nuestra visión en verano es el aire acondicionado. Estos aparatos son un gran alivio cuando la temperatura alcanza valores infernales, pero el abuso de su utilización puede conllevar efectos secundarios negativos para nuestros ojos. Uno de los principales problemas que causa el aire acondicionado es el conocido como síndrome del ojo seco. Este trastorno ocular es muy frecuente en esta época del año y se produce cuando la superficie ocular se reseca, y se manifiesta en forma de cansancio visual, escozor y sensación de tener algún objeto extraño introducido en el ojo. Podemos reducir estos síntomas con la utilización de lágrimas artificiales, aunque siempre el mejor remedio es la moderación en el uso del aire acondicionado

Ya has visto que en verano hay factores especiales que pueden afectar negativamente a nuestra salud visual, pero nada que no se pueda evitar con una serie de buenas prácticas y un poco de sensatez. Y ahora a disfrutar de esta maravillosa estación.

Publicado el

¡Llévate 2 Kypers por 99 euros!

Kypers

En Central Óptica nos encanta el verano y queremos celebrar que ya quedan muy pocas semanas para la llegada de la estación del sol, chiringuito y playa. Y lo vamos a hacer de la mejor forma que sabemos: cuidando la salud de tus ojos al mejor precio. Y es que desde ahora puedes hacerte con 2 pares de gafas de sol Kypers por sólo 99 euros

Kypers para todos los gustos

No dudes en acercarte a cualquiera de nuestras tiendas para elegir los dos pares de gafas que más te gusten dentro del amplio y variado catálogo de esta marca de gafas de sol que está en boca de todos. En el surtido de Kypers encontrarás desde gafas de sol de estilo futurista y colorido hasta otras de corte más clásico, pero siempre con ese toque fresco y desenfadado que tanto les caracteriza. Ya sean de patillas de pasta o de metal, lentes de espejo de colores o con degradado… hay una Kypers que se adapta a tu estilo.

 

Kypers

 

No te pierdas nuestras ofertas de verano

Si quieres más información sobre esta oferta puedes ponerte en contacto con nosotros tanto por teléfono como por email, o si lo prefieres acercándote en persona a una de nuestras cuatro tiendas en Guadalajara.

Y recuerda: si no quieres perderte ninguna de nuestras ofertas frescas para este verano síguenos en Facebook y Twitter… Tus ojos te lo agradecerán.

Publicado el

¿Por qué usar gafas de sol en verano?

Gafas de sol

Que las gafas de sol son sólo para el verano es como decir que el cocido sólo es para los fríos días de invierno. Pues no, ambos sientan bien durante todo el año. Sin embargo, es durante el verano cuando un buen par de gafas de sol pasa de ser un complemento aconsejable a uno totalmente necesario para la protección de nuestros ojos.

El sol en verano

Sabemos que además de molesta, la luz en un día soleado puede llegar a ser perjudicial para nuestra salud visual. Esto es más cierto si cabe en verano, cuando los rayos solares inciden de forma perpendicular sobre nosotros. Por si fuera poco, hay muchas más horas de sol al día que en otras estaciones, aumentando el tiempo de exposición de nuestros ojos a las radiaciones solares. Si no nos protegemos adecuadamente con el uso de unas gafas de sol homologadas corremos un serio riesgo de padecer algunas enfermedades oculares relacionadas con la radiación solar, como pueden ser las cataratas, la degeneración macular o la fotoqueratitis.

Atención a los ojos claros

La luz del sol en verano y los ojos claros son como el repóquer para los riesgos oculares. Si el sol del estío es perjudicial para cualquier persona, aquellos que tienen ojos claros se ven aún más expuestos a los problemas asociados con la radiación ultravioleta. Los ojos claros tienen menos protección frente al sol y son especialmente vulnerables, por tanto, el uso de unas buenas gafas de sol se hace indispensable en estos casos.

Cuidado con lo que compras

Al igual que ocurre con unas gafas normales, cuando estamos pensando en comprar unas gafas de sol es importante dejarnos aconsejar por los expertos y acudir siempre a centros especializados. Las gafas que podemos adquirir en los mercadillos no sólo no protegen adecuadamente frente a los rayos solares, sino que pueden aumentar los efectos nocivos de la radiación ultravioleta. No hay que escatimar con la salud de nuestros ojos y es más que recomendable acudir a una óptica para asegurarnos de que estamos comprando unas gafas homologadas que van a protegernos con todas las garantías.

En Central Óptica disponemos de un gran catálogo de gafas de sol, como Costa del Mar o las polarizadas de Maui Jim, entre muchas otras. Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de asesorarte sin compromiso para que encuentres las gafas que mejor se adaptan a tus necesidades.

Publicado el

¿Por qué usar gafas de sol para correr?

Chica corriendo

El nuevo año siempre llega cargado de buenos propósitos. Aprender otro idioma, dejar de fumar, leer más libros, encontrarnos a nosotros mismos y, por supuesto, perder esos kilitos de más que hemos ganado con las suculentas comidas navideñas. Y qué manera más sencilla de ponernos en forma que correr un rato todos los días. Eso sí, cuando salgas a correr protege bien tus ojos y no te olvides las gafas de sol.

Al prepararnos para practicar algún deporte invertimos nuestro tiempo y dinero en equiparnos de la manera más adecuada. Buscamos unas buenas zapatillas deportivas, ropa cómoda y ligera, pulsómetros para el control de nuestro ritmo cardíaco, geles hidratantes y bebidas isotónicas… pero solemos descuidar algo esencial: nuestros ojos.

Si no les hemos pedido a los Reyes Magos o Papá Noel unas buenas gafas de sol para correr, ahora es un momento ideal para hacernos con unas.

Razones para usar gafas de sol al correr

 

    • Proteger los ojos de los rayos ultravioleta. La luz solar además de resultar molesta, también puede ser perjudicial para nuestra salud ocular. Esto es especialmente cierto a primeras horas de la mañana y por la tarde, debido al ángulo con el que el sol proyecta sus rayos sobre la superficie terrestre.

 

    • Evitar que entre polvo en nuestros ojos. Al correr en espacios abiertos estamos expuestos a que se nos introduzcan partículas dañinas en los ojos, sobre todo si lo hacemos por caminos de tierra. Con unas gafas de sol crearemos una barrera protectora, evitando algo tan molesto y perjudicial para nuestra salud visual.

 

    • Resguardar los ojos del viento y la lluvia. Si iniciamos nuestra actividad deportiva en esta época del año es probable que tengamos que luchar contra la meteorología adversa. Y no solo hablamos del frío helador. Correr con el viento y la lluvia golpeándote en los ojos es extremadamente desagradable.

 

    • Correr con una postura relajada. Cuando la luz del sol nos molesta tendemos a entornar los ojos. Si mantenemos ese gesto forzado durante demasiado tiempo aumentaremos innecesariamente la tensión en los músculos de la cara. Unas gafas de sol nos ayudarán a correr con los ojos abiertos, con una postura relajada, mejorando nuestra eficiencia en la carrera y ahorrándonos dolores musculares.

 

Como ves, son grandes los beneficios de llevar unas gafas de sol para correr. La variedad de modelos es amplia, desde unas gafas sencillas al último modelo de Adidas… Pero recuerda que si tienes alguna duda, en Central Óptica estaremos encantados de ayudarte a elegir las más adecuadas para ti. ¡Feliz carrera!