Publicado el

Escápate al norte en Semana Santa

Gaztelugatxe

Se acerca la Semana Santa y con ella la posibilidad de disfrutar de unos días de vacaciones bien merecidos. Pero tal vez te ha pillado por sorpresa y no has tenido tiempo de preparar una escapada en condiciones. ¡No te preocupes! Nosotros hemos seleccionado para ti algunos de los rincones de España con más encanto. Porque no hace falta irse muy lejos para disfrutar de lugares mágicos.

En la entrada de esta semana viajaremos por las verdes tierras norteñas en busca de aventura e inspiración. ¿Nos acompañas?

Lagos de Covadonga (Asturias)

Una visita obligada para los viajeros que transitan por tierras asturianas. Formado por dos lagos glaciares en el Parque Nacional de los Picos de Europa, las vistas que pueden observarse desde la cima son de las más bellas de la península. Además, los Lagos de Covadonga tienen un protagonismo muy especial en el mundo del deporte, pues la mítica etapa con final en los lagos es una cita asegurada cada año en la Vuelta Ciclista a España.

Lagos de Covadonga

Islas Cíes (Galicia)

No puede faltar el mar Cantábrico en este recorrido por los rincones más bellos del norte de nuestra península. Las Islas Cíes en Vigo son un claro exponente del encanto de la costa gallega. Las tres islas forman parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia y ofrecen al visitante un paisaje marítimo de belleza sin igual.

No hay que olvidar que hace unos años el periódico británico The Guardian eligió la playa de Rodas en las Islas Cíes como la mejor playa del mundo.

Islas Cíes

Santillana del Mar (Cantabria)

A pocos kilómetros de la costa de Cantabria se encuentra uno de los pueblos con más encanto de todo el país. Caminar por las calles empedradas de Santillana del Mar es como realizar un mágico viaje en el tiempo a la Edad Media. Además, en sus inmediaciones se halla la cueva de Altamira, una de las manifestaciones artísticas más importantes del paleolítico y declarada Patrimonio de la Humanidad.

El visitante tampoco debe dejar pasar la oportunidad de probar una de las famosas y deliciosas quesadas pasiegas, el postre cántabro por excelencia.

Santillana del Mar

Gaztelugatxe (Vizcaya)

En la localidad vizcaína de Bermeo se encuentra un islote que parece sacado de una película. Para acceder a él hay que ascender los 241 escalones del estrecho camino que lo une con tierra firme. Merece la pena, porque arriba nos recompensará una de las vistas más idílicas de la costa de Vizcaya.

Es tradición que el visitante haga sonar tres veces la campana de la ermita que se encuentra en la cima del islote y que pida un deseo: Tal vez una bajada menos agotadora.

Gaztelugatxe

Hondarribia (Guipúzcoa)

También con vistas a la costa, en este caso la de Guipúzcoa, se encuentra el bello pueblo de Hondarribia. Situado en la desembocadura del río Bidasoa y haciendo frontera con Hendaya (Francia) constituye uno de los lugares más turísticos del País Vasco. No hay que perderse su casco antiguo amurallado, con su castillo (actualmente parador) y su colorida plaza de armas.

Hondarribia

Selva de Irati (Navarra)

Después de la Selva Negra (Alemania) la Selva de Irati constituye el segundo mayor bosque de hayas y abetos de toda Europa. Los colores vivos que parecen extraídos de la paleta de un pintor impresionista alegran la vista del caminante en unos paisajes de cuento.

Selva de Irati

Gulpiyuri (Asturias)

Y terminamos nuestro viaje por tierras norteñas donde comenzamos, en Asturias. Entre las localidades de Ribadesella y Llanes tenemos una de las playas más pintorescas de la península: la playa de Gulpiyuri. Lo curioso de esta playa es que se encuentra tierra adentro, rodeada de prados verdes y a cien metros de la costa. Lógicamente no tiene mucha profundidad y sólo vamos a poder remojarnos un poco, pero merece la pena disfrutar de un baño en un paraje tan exótico.

Gulpiyuri

Esperamos que hayáis tomado nota y que este pequeño viaje por el norte os haya dado alguna idea para una breve escapada en Semana Santa. Pero si aún no lo tenéis claro, la semana que viene nos vamos hacia los bellos parajes del sur. Hasta la próxima.