Publicado el

Cómo evitar el picor de ojos

Arena

¿Alguna vez has tenido la sensación de tener un puñado de arena en los ojos o que alguien te frota un trozo de papel de lija por el globo ocular? Una sensación desagradable, ¿verdad?

El picor de ojos suele ir asociado principalmente al síndrome del ojo seco, que es un problema ocular causado por una mala lubricación en la superficie de la córnea, debido a que la glándula lacrimal no genera la suficiente cantidad de lágrima. Aunque el picor y escozor también puede deberse a otras causas.

Posibles causas del picor de ojos

  • El síndrome del ojo seco.
  • Clima frío y seco.
  • Utilización prolongada de lentillas.
  • Algunos tipos de medicamentos.
  • Cambios hormonales.
  • Infecciones del ojo.
  • Conjuntivitis.
  • Uso de pantallas de ordenador.

Por suerte, existen algunas soluciones para evitar esos horribles picores o, al menos, minimizar los síntomas.

Aliviar el escozor ocular

Las lágrimas más allá de un mecanismo para expresar los sentimientos tienen una función vital para la salud de tus ojos. Con cada parpadeo una fina capa de lágrima se extiende por la córnea manteniendo el ojo lubricado, limpio y protegido contra las infecciones. Cuando el ojo no produce la suficiente cantidad de lágrimas se seca y aparecen las molestias, que pueden ir desde desagradables picores a escozor y quemazón.

Utilizar lágrimas artificiales que suplan la carencia de las lágrimas naturales es un buen remedio para mantener el ojo lubricado y libre de picores. Es recomendable utilizar lágrimas artificiales sin conservantes, pues estos podrían llegar a irritar los ojos.

Llevar gafas de sol en el exterior aunque el día no esté soleado es otra forma de evitar las molestias oculares. En este caso el principal enemigo no es la luz solar, sino el viento. Cuando el viento sopla puede eliminar las lágrimas dejando sequedad de ojos. Además, las gafas de sol protegen las córneas de las radiaciones ultravioletas, por lo que estaríamos protegiendo doblemente nuestros ojos.

Usar un humidificador tampoco estaría de más. Cuando estamos en un ambiente seco nuestras lágrimas se evaporan con mayor rapidez. El añadir algo de humedad al ambiente de forma artificial ayuda a evitar que nuestro ojo pierda su humedad natural. Es especialmente recomendable utilizar el humidificador en el dormitorio mientras dormimos.

Recomendar evitar el uso del ordenador de forma prolongada puede parecer una perogrullada. Pero a veces no somos del todo conscientes de todo el tiempo que pasamos delante de una pantalla. Cuando estamos concentrados delante del ordenador solemos enfocar con gran intensidad y pestañeamos mucho menos que en otras circunstancias. El estar así durante horas, por ejemplo en la oficina, es la receta perfecta para sufrir picor de ojos. Descansar la vista durante algunos minutos es fundamental.

Por supuesto, si estos consejos no te funcionan y el picor es permanente, debes acudir inmediatamente a tu médico para que trate los síntomas de forma adecuada.

Publicado el

¿Es malo estar muchas horas delante del ordenador?

Hombre con MacBook

Estás en el trabajo y llevas siete horas delante de la pantalla del ordenador. Te sientes cansado, te empieza a doler la cabeza, tienes molestias en el cuello, notas sequedad en los ojos y los números de la pantalla se hacen cada vez más y más borrosos. ¿Te suena esta escena?

Como casi cualquier actividad de la vida, el estar durante muchas horas haciendo lo mismo no suele ser muy saludable. Y permanecer durante un tiempo prolongado delante del ordenador no es una excepción. Por desgracia, es probable que no tengamos opción y que por temas de trabajo nos veamos obligados a convivir con el mundo de la informática durante gran parte de la jornada. Esto puede traer unos cuantos problemas para nuestra salud.

¿Cómo afecta el ordenador a nuestra salud?

Tanto la luz ultravioleta como la luz azul que emiten las pantallas de los dispositivos digitales producen efectos negativos en nuestra visión. Permanecer delante de una de estas pantallas por un tiempo excesivo puede provocarnos ojos llorosos, sequedad ocular, picores, fatiga visual o dolor de cabeza.

Pero no solo debemos preocuparnos por nuestra salud visual. Normalmente mantenemos posturas forzadas cuando trabajamos con el ordenador y permanecemos mucho tiempo sin movernos. Dolores de espalda, molestias musculares, problemas cardiovasculares, aumento de peso o diabetes, son algunas de las consecuencias de llevar una vida sedentaria.

¿Qué podemos hacer?

Hemos visto que abusar del ordenador puede traer consecuencias negativas para nuestros ojos y para nuestra salud en general. Pero tampoco hay que dramatizar. No debemos temer a estas máquinas como si fueran familia del frío y maléfico Hal 9000. Los ordenadores están para facilitarnos la vida y seguir unas sencillas recomendaciones evitará que tengamos que poner nuestra salud como contrapartida:

  • Haz ejercicios de estiramiento.
  • Si tienes jornada partida aprovecha algunos minutos después de comer para pasear.
  • Practica deporte al salir del trabajo.
  • No fuerces la espalda y adopta una postura cómoda y saludable.
  • Sitúa el monitor a una altura adecuada.
  • Utiliza un monitor de calidad.
  • Mantén los ojos a una distancia adecuada de la pantalla.
  • Evita reflejos incómodos en la superficie del monitor.
  • Parpadea asiduamente.
  • Descansa al menos cinco minutos cada hora.
  • Utiliza alguna aplicación que adapte el brillo de tu monitor.
  • Emplea gafas y lentillas especiales para dispositivos digitales.

Con estas sencillas medidas mejoraremos nuestra experiencia ante el ordenador y protegeremos nuestra salud visual y física.